¿Cómo nace la idea?

FI_logo

Hace unos meses nos encontrábamos decididos en haceruna empresa alrededor de un producto. Ya habíamos tenido la experiencia de hacer otro tipo de empresas, pero enfocados más a servicios. Tras haber visto los pormenores decidimos que no queríamos repetir esa experiencia, ahora teníamos que hacer un producto.

Fueron sesiones largas de lluvia de ideas, tuvimos varias direcciones y opciones, analizamos oportunidades y necesidades. Sabíamos que debíamos hacer algo alrededor del manejo de información, hicimos algunos ejercicios y experimentos y la idea fue tomando forma. Un buen día por ahí del mes de febrero decidimos entrar de lleno al ecosistema de startups.

Comenzamos a investigar y buscar contactos. Fue sorpresivo encontrar que había mucha gente dispuesta a ayudar. Conocimos a Víctor Reyes quien nos comenzó a apoyar, pero por cuestiones laborales tuvo que dejarnos, no sin antes dirigirnos al Founder Institute.

De inmediato nos inscribimos y comenzamos a asistir a las reuniones informativas. Cuál fue la sorpresa, cuando nos damos cuenta que en el ecosistema de startups no estaba plagado de universitarios y no porque sean menospreciados sino porque estaban enriquecidos de experiencia. Las pláticas altamente valiosas, retroalimentación de emprendedores que pasaron más de una vez por este camino.

De inmediato decidimos inscribir al proyecto. El entrar no es sencillo, se realiza un examen de personalidad y analizan la actividad en las redes sociales, pero lo logramos.

Las actividades formalmente iniciaron en junio, comenzamos 30 personas pero al día siguiente de haber iniciado ocho personas ya se habían dado de baja. El paisaje no pintaba sencillo, no sólo era contar con una idea o un deseo de hacer una empresa, se debe tener compromiso y estar dispuesto a sacrificar muchas cosas. El programa se resume en 4 meses de intenso trabajo, una maestría en innovación y negocios de manera práctica, donde si fallas estas fuera, no por el programa propiamente sino por uno mismo, ya que todo lo que se hace es para uno y para el proyecto.

Antes de iniciar la última etapa hubo más bajas, quedando el numero en 14 personas con 12 proyectos siendo estos los que estamos terminando.

El aprendizaje ha sido SUMmucho, nos llevaron de una vaga idea a un producto bien definido, con la empresa constituida y organizada

Finalmente logramos graduarnos del Founder Institute y la aventura apenas comienza. Fuimos aceptados en Startup Mexico y seguiremos luchando para que Kokorio sea una empresa exitosa. Sabemos que el camino no será fácil, pero sabemos que estamos listos para afrontarlo todo.

Leave a Reply

Participa haciendo el Test de Autoeficacia