La búsqueda del empleo en internet

AMIPCIEl pasado 20 de octubre, la AMIPCI publicó un estudio, analizando el estado actual del mercado de búsqueda de empleo por internet. Para este estudio, se utilizó una muestra de 7,094 internautas mexicanos radicados en el país. El estudio se llevó a cabo, entre el 23 de junio y el 7 de julio del presente año, utilizando una metodología de encuestas asistidas por computadora. El estudio, tiene como objetivo conocer las preferencias de los internautas mexicanos acerca de los medios de búsqueda de empleo, identificar el posicionamiento de la industria de las bolsas de trabajo en línea y acercar esta información a la industria general en México.

Puedes ver el estudio aquí.

Uno de los primeros datos interesantes que nos encontramos, se refiere a que 2 de cada 3 encuestados, se encuentra activamente buscando trabajo. Lo anterior es lógico puesto que una vez que el currículo es registrado en uno de estas plataformas de búsqueda de empleo, se encuentra disponible para su búsqueda y consumo a todas las empresas que tengan una oferta que la persona pudiera llegar a cubrir. Lo anterior sin considerar que la facilidad que proveen estas herramientas para mantener actualizado el perfil y poder acceder a nuevas oportunidades.

De acuerdo a la preferencia de los encuestados, el 71% de ellos, se enfoca a la búsqueda de trabajo usando las bolsas de trabajo en línea, dejando al anuncio clasificado impreso en un 25% de uso. La tendencia muestra que las bolsas en internet incrementarán su uso, mientras que los clasificados irán en decremento.

La efectividad de estas bolsas no se cuestiona, puesto que el 60% de los encuestados ha logrado tener al menos una entrevista generada por el uso de las bolsas de trabajo en línea. Ese mismo 60% afirma que su ultimo empleo fue obtenido por medio de estas plataformas. La actitud positiva de las personas, hacia estas opciones, también es de llamar la atención, puesto que el 90% de los encuestados, está en la creencia que su próximo trabajo será obtenido por estos medios.

De todas las opciones que existen en México, el líder indiscutible es OCCMundial, es el más reconocido, el que tiene mayor número de registros y naturalmente por el volumen, es el que cuenta con los mejores resultados.

Pero, ahora vayamos más allá del estudio. ¿Por qué, en el mundo en el que nos encontramos, con los avances tecnológicos, el proceso de reclutamiento y selección sigue basándose en exactamente el mismo documento desde hace generaciones? ¿Por qué  el CV es tan utilizado, si en realidad es un documento tan fácil de manipular para obtener lo que uno busca? Incluso podemos encontrar consultores que venden ese servicio, arreglan el CV para obtener el impacto necesario.

Por otro lado, tenemos propuestas como la de LinkedIn, donde pretende, por medio de una mecánica de recomendaciones, que las empresas que buscan cubrir sus posiciones, crean que el candidato es bueno porque sus conocidos lo recomiendan. Esté método es el más absurdo que he visto, pasemos a explicar. LinkedIn es una red social profesional que se fue tornando en una herramienta útil para reclutadores y empresas. ¿Pero qué ocurre? En un medio como linkedIn nadie hablará mal de nadie, porque a nadie le conviene. Ahora, eso no es lo peor del caso, ya que hoy día uno puede recomendar a uno de sus contactos, y aclaro contactos que no necesariamente son conocidos, en alguna actividad que probablemeIdentity Theftnte no nos conste que hace y lo hace bien.

El peligro grave se encuentra en las otras herramientas, donde cuando uno se registra, acepta los términos y sube sus datos personales, llena el formato de registro donde en algunos casos hasta el monto del ingreso queda almacenado. Pero personas malintencionadas pueden generar una empresa ficticia y de una forma tan sencilla, pueden acceder a absolutamente todo el perfil, incluyendo datos personales y sueldo. Estas plataformas ni siquiera se enteraran que los datos que están proporcionando están siendo utilizados para afectar a las personas y eso es un foco rojo. Lo anterior debido a que el verdadero producto de estas herramientas es la base de datos de las personas que se encuentran buscando mejores opciones o su última oportunidad.

El punto al que quiero llegar, es que las plataformas de búsqueda de empleo tienen que evolucionar, tienen que asegurar la información y permitir a los usuarios decidir con quien compartir sus datos y que compartir, no venderlos tan despreocupadamente.

Por otro lado, el CV da una idea de que conocimientos tiene la persona, estudios y de más, pero simplemente es eso, una referencia. Para poder asegurar que los candidatos son los adecuados, debemos ir más allá, ser más creativos, buscar más beneficiar a los candidatos y no solo a las empresas que pagan por una base de datos.

Una última recomendación, cuiden sus datos personales, es lo más valioso que tienen, exijan que estos sean protegidos y cuestionen, siempre cuestionen como serán utilizados.

Leave a Reply

Participa haciendo el Test de Autoeficacia